Guía para disfrutar en un restaurante japonés sin sumar calorías

Fuente: Pixabay

Seguro que eres de las numerosas personas que disfrutan comiendo o cenando en un restaurante japonés, pero siempre sueles pasarte de la raya con la cantidad de comida que ingieres.

Por ello, hoy te traigo una recopilación de los platos japoneses que tienen menos calorías y que son más saludables, para que optes mayormente por ellos y, por el contrario, los que es mejor reducir su consumo.

Platos recomendados:

  • Ensaladas: suelen llevar soja, una proteína de origen vegetal muy beneficiosa para la salud, sobre todo para las mujeres por su contenido en isoflavonas. Aprovecha para pedir ensaladas y platos que la contengan. También se hacen con algas, gambas e incluso pulpo, alimentos muy bajos en calorías.
  • Sushi: bocaditos de arroz cocido y pescado crudo. Una ración de 100 gramos tiene alrededor de 238 calorías: unos 9 g de proteína, 48 g de carbohidratos, 1,5 g de fibra y menos de 1 g de grasa.
  • Sashimi (mejor que makis o nigiri): Son trocitos de pescados y mariscos frescos cortados en pedazos para comer de un bocado. Se mojan en una salsa de soja con wasabi (rábano picante japonés). Tiene poquísimas calorías. Además, te dará sensación de saciedad, pero no de pesadez.
  • Sopa miso: el miso es soja fermentada con todos los beneficios de esta planta. Es una opción deliciosa y muy ligera.
  • Arroz, tallarines o fideos: son una buena elección como plato único si llevan algo de carne o pescado. No los comas además de otro plato principal o como entrante.

Platos menos recomendados:

  • Tempura: Gambas o camarones, calamares, pescados y verduras fritos en aceite después de ser bañados en una fina pasta de harina de trigo. Deliciosa pero más calórica por el rebozado. Si lo deseas, pruébalo pero sólo un poco.
  • Tonkasu: Ideal para las que no puedan pasar sin carne. Es un escalope de cerdo empanado y frito.
  • Yakitori: Brocheta de pollo con salsa dulce, picante o salada. También se hace con pollo, verduras y hongos. Está bien como plato único porque la salsa añade calorías.

Los japoneses no acompañan sus comidas con pan, por tanto, será una cantidad de calorías que te vas a ahorrar en tu comida.

Para beber, opta por una copa de vino o una cerveza, ya que será mejor que tomar el típico Sake japonés, que tiene una densidad calórica elevada.

¿Y de postre?

A pesar de que en la carta hay opciones de postres, los postres japoneses no suelen ser tan tentadores como los de las cartas de otros restaurantes. Te ahorrarás, de nuevo, muchas calorías.

Si finalmente optas por tomar alguno, recuerda que siempre es mejor compartirlo con otra persona.

En definitiva, claro que se puede ir a comer o a cenar a tu restaurante japonés favorito, aunque estés llevando un control en tu alimentación.

Lo fundamental es comer en cantidades lógicas, saber si te has pasado y organizar una compensación adecuada para que no se acumule el exceso y, tras leer este post, optar en la medida de lo posible por las opciones menos dañinas y más recomendables.

Estaré encantada de contestar cualquier duda o sugerencia que te pueda surgir al respecto.

¡Nos vemos en el siguiente post!

Añadir comentario

Su E-mail no sera publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow by Email