Cuando se trata de mantener el peso saludable toda la vida las calorías cuentan.

El control de peso es cuestión de equilibrio: compensar el número de calorías que ingieres con el número de calorías que tu cuerpo consume.

Una caloría es una unidad de medida que expresa la energía térmica, señalando la cantidad de calor que se necesita, con presión normal, para incrementar la temperatura de 1 gramo de H2O, en 1ºC.
Una caloría es una caloría, independientemente de su origen. Ya sea que estés comiendo carbohidratos, grasas, azúcares o proteínas, todos ellos contienen calorías.
El Equilibrio calórico es como una balanza. Para permanecer en equilibrio y mantener tu peso corporal, las calorías consumidas (de alimentos) deben ser equilibradas por las calorías utilizadas (en las funciones normales del cuerpo, las actividades diarias y el ejercicio).

  • Mantenimiento del peso: se ingieren más o menos las mismas calorías que el cuerpo

está consumiendo. Equilibrio

  • Ganancia de peso: Se ingieren más calorías que las que el cuerpo utiliza. Exceso
  • Pérdida de peso: se ingieren menos calorías de las que el cuerpo utiliza. Déficit

¿Estás en equilibrio energético?

  • Si estás en tu peso saludable y lo mantienes la respuesta es SI.
  • Si necesitas inclinar la balanza hacia la ganancia de peso, deberías añadir entre 500 y 700 kcal diarias, pero saludables.
  • Si necesitas inclinar la balanza hacia la pérdida de peso, en términos generales lo consensuado es que deberías comenzar restando unas 500 kcal diarias.

Ayuda mucho el escribir a diario lo que se come y se bebe, además de la actividad física que se realiza y el tiempo que se hace.  Te presento un ejemplo de registro.

LA ECUACIÓN DEL BALANCE CALÓRICO

A mí personalmente me gusta realizarlo durante un periodo de tiempo, hasta que se pueda llegar a ser consciente de lo que se come y de la actividad realizada y ver como poco a poco se van cambiando los hábitos en caso de ser necesario.

El cuerpo de cada persona es único y tiene necesidades calóricas diferentes.

Un estilo de vida saludable, requiere equilibrio tanto en los alimentos y bebidas que consumimos, como en la forma de llevar acabo nuestras actividades diarias y la cantidad de ejercicio que incluya nuestra rutina.

Yo no veo necesario el estar contando calorías continuamente. Pero sí que puede ayudarte en un principio a tomar conciencia de tus hábitos alimentarios en tu esfuerzo por conseguir el equilibrio energético.

Si estás en tu peso saludable y lo mantienes a través de hábitos sanos y de actividad física, te felicito.

Si, de lo contrario, necesitas subir o bajar de peso te daré unos pequeños trucos próximamente que pueden ayudarte.

¡Nos vemos en el próximo post!

Añadir comentario

Su E-mail no sera publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.