Hoy vamos a hablar de los sustitutos sintéticos del azúcar, en el Post anterior “azúcar hasta en la sopa” ya te recomendé suprimir el azúcar. Nunca podremos suprimir la que está oculta, pero si te dí información de los diferentes nombres que toma en las etiquetas de los alimentos.

Si decides prescindir de ella tienes varias opciones. En este post voy a hablar de los edulcorantes sintéticos, y en el siguiente, te hablaré de los endulzantes naturales saludables.

EDULCORANTES SINTÉTICOS

Todos excepto los polioles son acalóricos, es decir, carecen de poder energético. No tienen ningún valor nutritivo.

  1. La Sacarina: Es el sustituto de azúcar más antiguo. Posee un poder edulcorante de 350 veces superior al de la sacarosa del azúcar. El organismo no la asimila. Ha sido el edulcorante sintético más usado hasta que apareció el aspartamo. Soporta temperaturas medias.
  2. El ciclamato: se sintetiza a partir del benceno. Edulcora menos que la sacarina y su gusto puede que no resulte agradable. Resiste muy bien las altas temperaturas
  3. El aspartamo: es una asociación de dos aminoácidos naturales, el ácido aspártico y la fenilalanina. Posee un poder edulcorante de 180 a 200 veces superior a la sacarosa. Tiene buen sabor.

Los edulcorantes sintéticos han sido y siguen siendo objeto de polémica.

Parece que no presentan toxicidad en las dosis establecidas para cada uno, pero a la larga podrían alterar el metabolismo. El organismo ante un sabor dulce se prepara para digerir glúcidos que no recibe. Por lo que, a lo largo del día, cuando los recibe de verdad facilita al máximo su absorción intestinal y el regreso precoz de la sensación de hambre. Con lo cual hablamos de edulcorantes acalorícos pero ¿a qué precio?

  1. Los polioles: son edulcorantes de masa, que aportan volumen complementario a la preparación de determinados productos (chicles, caramelos, chocolatinas…). Cierto es que no produce caries, pero tiene un valor energético muy similar al azúcar. Además, pueden dar lugar a fermentación cólica, meteorismo y diarreas. Tras el sello de “sin azúcar” encontramos estos polioles: xilitol, sorbitol, manitol, maltitol, lactitol, licasina, polidextrosa, etc.

Realmente, aunque el gusto por el sabor azucarado lo tuviéramos innato, o incluso adquirido en etapas muy tempranas (desde el embarazo), lo cierto es que con frecuencia somos los propios padres los que lo acentuamos.

Deberíamos fomentar otros sabores fundamentales como son lo ácido y lo amargo.

Nos encontramos con niños intoxicados con azúcar.

Hay que concienciarse de que la única bebida que deben tomar los niños en las comidas es agua. Para merendar zumos de frutas frescas o leche.

Como conclusión, si lo que deseas es limitar tu apetito por cosas azucaradas, el uso de edulcorantes produce a la larga el efecto contrario.

¿Qué hacemos entonces? Reeducarnos y evitar que nuestros hijos tengan que pasar por ello.

Te invito a descubrir endulzantes naturales saludables, próximamente, en Asenutricional.

¡Nos vemos en el próximo post!

2 Comentarios

  • Carmelo Enviado 23 junio, 2016 7:37 am

    Artículo imprescindible para los que padecemos diabetes en algún grado. Estoy de acuerdo en lo educar a los hijos para que se acostumbren a sabores distintos del dulce. No es fácil. Los niños ven a sus compañeros siendo premiados constantemente con chuches y refrescos esencialmente dulces. Haría falta una política institucional que alentara el cambio.

    • Ana Isabel Blasco Ambite Enviado 25 junio, 2016 8:50 am

      Te entiendo perfectamente Carmelo porque tengo un niño y vivo en primera persona lo que le rodea. Sin embargo, en mi casa no tengo ese tipo de productos y poco a poco el va rechazando muchas chucherías y refrescos porque sencillamente no tiene costumbre de tomarlos. Somos los padres los que debemos manejar esta situación ya que la publicidad nos invade y las instituciones tienen otras prioridades. Te invito a leer mi post sobre un picoteo saludable para que veas un ejemplo de lo que yo hago en casa. http://asenutricional.com/partido-de-eurocopa-amigos-y-picoteo/.
      Muchas gracias por tu comentario, espero que te guste

Añadir comentario

Su E-mail no sera publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.