anaisabel@asenutricional.com
629 53 83 59 / 922 32 53 53
Desórdenes Alimentarios

Desórdenes Alimentarios.

La alimentación es la ingestión de alimentos para conseguir energía y desarrollarse. Es una necesidad fisiológica fundamental para la supervivencia.

Como indiqué en mi anterior post, Principios básicos de alimentación, el ser humano ha transformado desde la antigüedad este proceso incorporando “ingredientes nuevos” (sociales, culturales, gastronómicos …).

Esta evolución complica la mera necesidad fisiológica. La suma de factores obliga a un manejo acertado de los mismos para evitar problemas de salud vinculados a una alimentación deficitaria.

La enfermedad más conocida es la obesidad, que generalmente es el resultado de la combinación de una vida sedentaria y la ingestión de alimentos ricos en grasas y azúcares en cantidad muy superior a la que el organismo necesita y es capaz de sintetizar. Esto da lugar a grandes acumulaciones de grasas en el cuerpo. En próximos post desarrollaremos este tema en mas profundidad.

Aparecen, además, otros trastornos alimenticios con un importante componente psíquico como son la anorexia y la bulimia.

En la anorexia, el enfermo come muy poco o incluso no come porque se ve con sobrepeso, siendo una imagen distorsionada de la realidad ya que en la mayoría de los casos no lo tienen.

anorexia tenerife

En la bulimia, el enfermo ingiere en muy poco tiempo muchos alimentos ricos en calorías. El sentimiento de culpabilidad que se genera hace que intente eliminar rápidamente esos alimentos provocándose vómitos.

El caso de la obesidad puede ser tratado con un adecuado asesoramiento nutricional que equilibre la dieta. Esto ha de ir combinado con actividad física y con la correspondiente reeducación nutricional.

En los casos de anorexia y bulimia las personas afectadas deben, además, ser tratadas por psicoterapeutas especializados en estos trastornos.

En las siguientes entradas iré desgranando las bases de una alimentación saludable, placentera y respetuosa con nuestro cuerpo.

Destacaré también aquellos malos hábitos alimentarios que debemos desterrar para vivir con plenitud.

Añadir comentario

Su E-mail no sera publicado. Campos obligatorios marcados con *